Translate

viernes, 18 de septiembre de 2015

Cómo pasar de Jefe a Líder en 7 pasos. Por José Quinterio



Mucha gente cree que las palabras “jefe” y “líder” son intercambiables, pero hay enormes diferencias. Para determinar cuál de los dos eres tú, te animo a contestar honestamente esta pregunta:

 ¿Con qué afirmación te identificas más?

 a)    Ves a los miembros de tu equipo como una necesidad para poder cumplir con tus actividades diarias para conseguir unas metas.
b) Disfrutas trabajando con la gente de tu equipo para cumplir con tus objetivos y tus resultados. 

Si has elegido la opción “a” probablemente seas más jefe. Si has elegido la opción “b” probablemente seas más líder. 

Basándome en mi trabajo con equipos durante los pasados 25 años, y por supuesto, sentido común, puedo decir que los equipos que producen más eficientemente y con resultados a largo plazo son los dirigidos por líderes, no por jefes. Así que, ¿cómo pasar de “jefe” a “líder”? Aquí tienes 7 pasos clave:

1. Quiere a la gente

Nadie puede dirigir bien un equipo a menos que disfrute realmente trabajando con esa gente. Las personas no son esclavos, son individuales con personalidades, características y talentos únicos. Como líder, debes disfrutar ayudando a la gente y viendo cómo triunfa.

2. Guía, no controles, a tu equipo

Los jefes tienen la necesidad de controlar cada acción. Los líderes saben que su equipo cumplirá si recibe dirección y apoyo en vez de control, así que establecen marcos y estructuras y luego les animan a hacer el trabajo, procurando apoyo por el camino.

3. Se adaptable

 Los jefes tienden a ser rígidos en la forma cómo quieren las cosas hechas, pero los líderes entienden que deben adaptarse al estilo personal de cada uno de sus miembros y sus necesidades. Entienden el valor de cada miembro del equipo como individual, establecen expectativas claras y adaptan su liderazgo a las necesidades.

4. Delega

 Los jefes suelen sentir que son delegados, pero porque no confían en nadie más para hacer el trabajo tan bien como ellos, pero no delegan realmente nada al completo. Los líderes sí delegan. Asignan tareas y dejan hacer (siguiendo periódicamente para asegurarse que se va haciendo el trabajo para conseguir los resultados deseados).

5. Reconoce el mérito y acepta la culpa 

 A los jefes les encanta llevarse el mérito de los resultados exitosos de su equipo, y son los primeros de culparles también cuando no es así. Los líderes, por el contrario, saben que su éxito proviene del esfuerzo de su equipo, y mantienen sus egos a raya; reconocen el mérito de su equipo cuando triunfa, y aceptan la culpa y la responsabilidad cuando no.

 6. Practica la aceptación de riesgo

Los jefes evitan riesgos a toda costa porque tienen miedo a fracasar; les gusta jugar sobre seguro. Pero los líderes saben que los mayores éxitos provienen de tomar riesgos. Los líderes permiten y animan a sus equipos a probar cosas nuevas, y ven cada error como una oportunidad para mejorar.

7. Motiva

 Los jefes motivan con el miedo. Los líderes, por contra, motivan viendo qué destaca en cada uno de los miembros de su equipo para sacar su máximo potencial, y esperando grandes cosas de su equipo incluso cuando ellos mismos no ven grandeza en sí. Los líderes celebran los éxitos, pequeños y grandes, porque saben que son los mayores fans de su equipo.

 Pasar de “jefe” a “líder” es un reto de desarrollo personal, pero recompensa mucho.

Si actúas como un líder, los miembros de tu equipo producirán con resultados más efectivos y duraderos y mejorarán progresivamente. Se comprometerán más con el trabajo y sus vidas serán más llenas también. De esta manera, desarrollar un líder desde un jefe es un acto de amabilidad y servicio a los demás y a uno mismo.

Conviértete en un líder y verás que tu vida es menos estresante y exponencialmente más rica y plena.

Tomado de: www.entrepreneur.com

Gracias por llegar hasta acá, espero que esta información le haya sido útil y que la compartas con aquellas personas que creas que les será de utilidad,  ayúdame a que más personas lo conozcan y se beneficien, ¿Cómo?:

 Envíalo por correo, Tuitéalo, Compártelo en Facebook o Dale un +1 al artículo

Recuerda seguir visitando mi blog y dejar tu comentario, para mí tu opinión es muy importante.

 ¡Gracias por tu ayuda en este camino de ayudar!


José  G. Quintero E.
Twitter: @TGerencial
www.teruliagerencial.blogspot.com