Translate

lunes, 30 de noviembre de 2015

EE UU autoriza el primer animal transgénico para consumo humano






Pasa las pruebas de la Administración estadounidense

"Seguro para comer". De esta forma la Administración estadounidense de medicamentos y alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) titula en la portada de su página web la decisión de dar luz verde al primer animal transgénico apto para el consumo humano. Se llama AquAdvantage y es un salmón atlántico genéticamente modificado para alcanzar el tamaño requerido por el mercado "en menos tiempo con respecto al salmón convencional", según la productora, Aqua Bounty Technologies.

Los datos que la compañía ha entregado a la FDA demuestran, según los científicos del organismo, que "los genes insertados se quedan estables en el pez durante varias generaciones, que tanto hombres como animales pueden comer el salmón genéticamente modificado en toda seguridad, que la ingeniería genética es segura para el pez, y que el salmón crece rápidamente, como anuncia el productor". En resumen, el salmón AquAdvantage cumple con los críterios que exige la ley de EE UU, es decir, "seguridad y eficacia".

Las autoridades de aquel país tampoco han encontrado ningún "impacto destacable" que su decisión tendrá para el medioambiente, puesto que "las múltiples medidas de contención que la empresa va a utilizar en las instalaciones terrestres en Panamá y Canadá hacen que sea extremadamente poco probable que los peces puedan escaparse y establecerse en la naturaleza".

Aunque la ley estadounidense no lo requiera, la FDA ha establecido dos guías para señalar en las etiquetas si el salmón que el consumidor está a punto de comprar ha sido modificado genéticamente o no y si procede o no de criaderos donde se practica la ingeniería genética, explicó la directora de la división de etiquetado de la administración, Felicia Billingslea.

Varios expertos en genética expresaron su apoyo a la decisión de la FDA, pero algunos grupos que se oponen a los alimentos genéticamente modificados se muestran preocupados e intentan consueguir que la administración rectifique e prohiba la comercialización de este producto. Las autoridades no han dado ninguna fecha para el comienzo de la venta del salmón modificado genéticamente, pero en 2010 la empresa dijo que si el producto era aprobado podría estar en los supermercados dentro de dos años.

Según el grupo Amigos de la Tierra, por lo menos otras 35 especies de peces modificados genéticamente, así como gallinas, cerdos y vacas, están en fase de desarrollo, y la decisión de hoy de la FDA establece un claro y poco deseable precedente.

"Estados Unidos importa más del 90% de todo el pescado, y más del 95% del salmón atlántico que consume", asegura en un comunicado la compañía biotecnológica focalizada en la acuicultura con sede en Maynard (Massachusetts). A las críticas contesta el presidente ejecutivo de Aqua Bounty Technologies, Ronald Stotish: "El salmón AquAdvantage trae a los consumidores alimentos sanos y nutritivos de una manera responsable con el medio ambiente, sin dañar el océano y otros hábitats marinos".


El accionista mayoritario de la firma, Intrexon Corporation, subía más de un 7% en Wall Street tras el anuncio de la FDA.

FUENTE:http://cincodias.com/cincodias/2015/11/19/empresas/1447951716_883153.html